Diseños
Así como el Covid-19 ha transformado la vida humana, también la moda ha iniciado un profundo replanteo de conceptos en función de los nuevos tiempos.

El aislamiento y confinamiento han modificado hábitos y las prioridades de los consumidores han cambiado.

Ante la próxima Primavera-Verano las tendencias apuntan a una estética basada en la versatilidad, practicidad, funcionalidad y confortabilidad de los calzados. De allí que mucho modelaje de origen “playero” -ojotas, chinelas, chanclas, mules, etc.- se ha volcado al uso urbano, jerarquizado por el valor agregado de los diseños.

Las preferencias se orientan cada vez más hacia los calzados planos bajos por sobre los altos con tacones y plataformas, seleccionados para usos específicos.

Los cortes y capelladas de los modelos abiertos, se abren aún más adhiriendo a la corriente “naked foot” de pies desnudos, que exalta la sensualidad femenina.

Predominan las estructuras simples y minimalistas, por sobre las excéntricas y barrocas.

Las zapatillas y sneakers en general incrementan notablemente su oferta debido a la exitosa fusión que logran entre moda, confort y tecnología. Su propuesta abarca desde los modelos más clásicos y básicos, hasta los nuevos ugly y chunky shoes.

img-7

Materiales

Con gran aporte de tecnología y creatividad, los materiales vuelven a ser protagonistas en calzados y manufacturas en esta temporada. Crece la demanda de textiles por su mayor funcionalidad a la temporada estival, mientras que cueros y sintéticos tampoco dan pausa a su evolución estética.La tendencia marca la presencia de lonetas, jacquard, brines y panamás, lisos y estampados con motivos florales, rayados, tridimensionales, fantasías y abstractos, donde se alternan composiciones pasteles y saturadas. También se destacarán los entretejidos artesanales, junto a numerosos calados y redes. Las telas mesh y mallas serán de intensa aplicación por su aireación y adaptabilidad a las formas.

El rubro cintería cuenta con los mejores pronósticos atendiendo al mayor uso de calzado abierto -sandalias, chanclas, ojotas, chinelas, etc.-. Las cintas gross lisas y estampadas, y las tubulares acolchadas, serán de las más requeridas.

Es muy notable en los materiales para el verano la suma de volúmenes en las superficies, mediante costuras matelassé, grofrados y entretejidos voluptuosos.

En cueros predominarán los acabados mates y charolados, en versiones entretejidas, grabados reptiles y geométricos. Se agregan efectos especiales en terminaciones metalizadas y laqueadas de gran factura.

img-8

​Suelas y fondos

Por orden volumétrico, las suelas comienzan con los modelos más delgados, con diminutos tacos y eventuales puntas cuadradas, para líneas bajas.

Todas destinadas a sandalias, ojotas, mules, chinelas, etc. Les siguen las “scatoladas” con plantilla anatómica de confort, las ergonómicas y los fondos flats entre 2 y 5 cms. de altura.

Para sandalias, ojotas y zapatos altos, son frecuentes los fondos clásicos Luis XV con tacos estilizados, y las plataformas de planta con tacos de mayor volumen. Muchos de ellos con innovadoras terminaciones y pinturas. La propuesta incluye tiras y forros en trenzas de yute y esterillados.

Las zapatillas y sneakers básicas acordonadas optan por suelas con bandas, en tanto, las líneas ugly y chunky para modelos abiertos y cerrados continúan destacando los volúmenes y molduras.

En este sentido, se advierte un cambio estético importante: la visual pesada, propia de esta línea, comienza a estilizarse y a simplificarse, alejándose del carácter retro con rumbo a un diseño futurista y minimalista.

Para los fondos de volumen, la tecnología se hace presente a través de burbujas y cámaras de aire, consolidando el perfil fashion-tecno de este segmento.

img-9

Colores

Para esta temporada, la aplicación del color es más relajada y amigable, evitando contrastes fuertes y exaltados. La tendencia se orienta hacia tonalidades naturales y pasteles, donde los derivados de los terrosos -beiges y tostados-, comparten espacios con verdes y celestes claros, cremas y lavandas, a menudo combinadas con notas de colores intensos. Otra promisoria gama es la de los cítricos pasteles, como verde manzana, mandarina y limón.

Las grandes marcas internacionales de la moda también proponen en sus colecciones, algunos diseños con participación de colores muy vitales, enérgicos y saturados, tales como rosa magenta, azul eléctrico y verde puro. Sobre este último, el verde, hay pronósticos de buen uso en todas sus gamas, por su contenido relajante, positivo, refrescante, natural y no menos elegante.

Siempre conservando su cuota de participación, el color blanco más que el negro, tendrá un rol preponderante en el modelaje de calzados.

Por su pureza, elegancia y versatilidad para combinar, se incorpora a todas las líneas de calzados: sport, casual, vestir, sneakers, etc.

A la hora de la selección de colores, las combinaciones son fundamentales, porque son quienes crean la identidad y expresividad de los productos, que a la postre generan la empatía con el comprador.

FUENTE: https://serma.net/moda/tendencias/concepto-y-apuntes/concepto-general-primavera-verano-202021